top of page
Search

Hablemos de formas de cuerpos

Updated: Apr 14, 2023

Conocer tu cuerpo en profundidad se traducirá en múltiples beneficios, tanto para alcanzar tus objetivos personales de imagen como también para sentirte pleno y feliz en tu propia piel. De allí la importancia de ir más allá del análisis morfológico tradicional y entender este proceso como algo mucho más profundo que combina una introspección individual y, por supuesto, el acompañamiento de un asesor de imagen con amplia experiencia en esta área.



¿Es útil el diagnóstico morfológico?



Una de las principales labores que hace un asesor de imagen es el análisis y diagnóstico morfológico, el cual consiste en determinar el tipo de cuerpo de cada cliente. Por supuesto, para esa clasificación se deben seguir unas pautas específicas, entre muchos otros aspectos a considerar. Lo cierto es que esa categorización es de gran utilidad para que puedas conocer mejor tu tipo de cuerpo, el cual se puede clasificar como: triángulo, triángulo invertido, rectángulo, reloj de arena y óvalo.


Pero ¿es verdaderamente útil el diagnóstico morfológico? En mi opinión, sí, siempre y cuando se utilice como una referencia que parte del entendimiento. Es decir, como una categorización general, cuyo objetivo más importante es reconocer nuestra morfología dentro de esa generalización, pero al mismo tiempo, desde un punto de vista individual.

En otras palabras, me reconozco en ese grupo de clasificación, pero también tengo claro lo que soy, me acepto, me amo y me siento feliz en mi piel, aún con mis propias inquietudes. Así, desde esta premisa, al utilizar esta categorización, nuestro principal objetivo será sacar el máximo potencial de nuestro físico, siempre aspirando a ser nuestra mejor versión desde el deseo y la aceptación, y nunca desde la comparación.


Sin embargo, aunque lo anterior es el escenario ideal, es un hecho que en la mayoría de los casos no es así. Y es que la asesoría de imagen tradicional no suele cumplir con dicha premisa porque parte de la idea de que solo existe un tipo de cuerpo “ideal”.


Si bien es cierto que, siguiendo algunas pautas se logra relativamente el objetivo, no es más que una satisfacción momentánea con un beneficio efímero y a corto plazo. A la larga, esa satisfacción se transforma en una sensación frustrante, dado que es insostenible estar constantemente jugando a no ser nosotros mismos, valorando nuestro cuerpo solo por su forma y desde la comparación.


Mi propuesta:
Introspección y acompañamiento

Según mi experiencia personal y profesional, lograr ese equilibrio perfecto entre lo interno y lo externo es clave para sentirnos felices con nuestro cuerpo. Con ese objetivo en mente, definitivamente la asesoría tradicional no es la mejor respuesta porque se trata de una técnica enfocada en poner la atención, principalmente, en esconder las supuestas imperfecciones, mientras que sus fortalezas se sustentan en elementos externos, observando desde el inicio al propio cuerpo como imperfecto o no suficiente. Como consecuencia, la persona desarrolla a largo plazo un sentimiento de inseguridad y vacío.


Por lo tanto, ¿Cuál es mi propuesta? Mi propuesta es hacer el estudio de manera muy personalizada. Mi propuesta va más allá de esa categorización general. Por el contrario, tiene como propósito más importante entender las preferencias de cada uno de mis clientes de una forma individual y única, tanto en lo que respecta a prendas de vestir como a estilos en general.


Para lograr este objetivo, he desarrollado asesorías mucho más profundas e integrales que se dividen en varios pasos o fases, en las cuales se deben cumplir con ciertos objetivos específicos o metas. Para alcanzar esos objetivos vamos a desarrollar un trabajo que combina la introspección individual junto al proceso de acompañamiento experto como asesora de imagen.


¿El resultado? Lograr un estilo único y cómodo para mis clientes en lo que respecta a siluetas, patrones, tipos de telas y, por supuesto, colores preferidos. Potenciar nuestros deseos, pero sin compararnos con los demás, sintiéndonos a gusto con nuestro cuerpo sin forzar ningún estereotipo son algunos de los muchos beneficios de esta propuesta más profunda que va mucho más allá de simplemente potenciar nuestra imagen exterior. Se trata de una propuesta que nos permitirá construir unas bases sólidas de seguridad, amor propio y autoestima, indispensables para sentirnos felices en nuestra piel.

8 views0 comments

Recent Posts

See All

Yorumlar


bottom of page